Pastoral

El pilar de nuestro Plan de Pastoral es promover la educación de la persona y la educación en valores: gratitud, respeto hacia los demás, amistad, alegría, esfuerzo… todos ellos forman y enriquecen la vida personal de nuestros niños y niñas, y resultan básicos para la vida en sociedad.

El lema de este año pretende ampliar el lema trabajado durante el curso pasado: “¿Quién  soy yo?”.

Saber describirnos, conocer las potencialidades y carencias de uno mismo es un trabajo diario que tendríamos que realizar durante toda la vida. Ser amable, honesto, agradable…, en definitiva, ser buena persona, tiene más sentido cuando lo compartes.

Esta vez avanzamos y profundizamos en “¿Quién soy con los otros?”. ¿Soy el mismo o soy diferente? A menudo nos condiciona lo que piensan los demás de nosotros, y eso puede hacer cambiar la manera de expresarnos, adoptando personalidades que no nos corresponden o, simplemente, callar para que nos “acepten”. Es necesario que seamos nosotros mismos, con nuestra autenticidad, y que con confianza y respeto aprendamos a convivir con los demás. Sabemos que es un reto difícil, pero que podemos conseguir si aprendemos a escuchar. Convivir nos da la oportunidad de redescubrir y reconocer realidades diferentes a las nuestras, pero al mismo tiempo nos ayuda a conocernos más a nosotros mismos. Tenemos que aprender a sonreír con los ojos: nuestra mirada, aunque no nos lo parezca, puede ser un regalo para los demás, y este año más que nunca. Mostrémonos tal y como somos, como la propia naturaleza hace con nosotros. Esta es la razón de la imagen que acompaña al lema: pretende identificarnos con la naturaleza. Los olores, los colores, el agua, los árboles, el aire, el sol, el viento, la tierra, el trigo… cada uno de los elementos son imprescindibles y únicos. En conjunto cogen más fuerza con el TODO. Démonos tiempo, escuchemos a los demás y saboreemos los momentos que nos regala la vida. Poco a poco, con calma, sin prisa, seremos capaces de estar presentes en el aquí y ahora, como la propia naturaleza que nos acoge sin condiciones y generosidad ofreciendo lo mejor de nosotros.

¡Deseamos que todos y todas tengamos un buen curso!